SANTIAGO.- En el año 1952 una leyenda de la locución y el periodismo radial llegó a Santiago, puso su voz a disposición del equipo de las Águilas Cibaeñas y estas levantaron la primera de 22 coronas que tienen.

Se trata de don Ramón de Luna fue invitado a realizar el lanzamiento de la primera bola, previo al encuentro entre Estrellas Orientales y Águilas Cibaeñas en el estadio Cibao.

Precisamente, don Ramón había comenzado a narrar en la pelota dominicana un año antes, 1951 en San Pedro de Macorís hasta que se mudó para siempre a Santiago en 1952.

Su potente y modulada voz estaba delante del micrófono describiendo el partido, cuando los cibaeños alzaron su primera copa de campeones, iniciando el recorrido de uno de los equipos más exitosos de la pelota dominicana.

Con 89 años de edad, esta vez don Ramón de Luna no tuvo que utilizar su arma principal que son las cuerdas vocales, sino su brazo para enviar la pelota en dirección al receptor.

Así el Consejo Directivo de las Águilas Cibaeñas reconocía su valiente y exitosa carrera de más de siete décadas, informando apegado a la verdad. De Luna fue acompañado por el presidente del equipo Quilvio Hernández.

Recientemente, De Luna recibió el Premio Nacional de Periodistas 2021, en reconocimiento a su gran trayectoria en los medios de comunicación.

Además del béisbol amateur de Santiago, Ramón de Luna transmitió varias peleas de boxeo a nivel internacional.

Deja Tu Comentario