Nuevas variantes del covid-19 alarman a las autoridades sanitarias y al mundo.

Nuevas variantes del covid-19 alarman a las autoridades sanitarias y al mundo
Por Suanny Acosta.- El covid-19 y sus diversas variantes continúan alertando a las autoridades sanitarias del mundo, que luchan por controlar los altos contagios que se han registrado en los primeros días del año 2022.

En este caso, se suma a la nueva lista de variantes, la denominada “Deltacron” que se dio a conocer este sábado y es una versión combinada de las variantes delta y ómicron.

“Actualmente hay coinfecciones de ómicron y delta. Hemos hallado una variante que es una combinación de ambas”, ha explicado el profesor de Biología de la Universidad de Chipre y director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular, Leondios Kostrikis.

Hasta el momento Kostrikis y su equipo han identificado 25 casos de “deltacron” y han destacado que la mayor parte de los pacientes con esta coinfección suelen requerir hospitalización.

Se incluye en esta lista, la denominada “variante IHU” o B. 1.640.2, que se detectó por primera vez en Francia el mes pasado y que fue descubierta por investigadores del Instituto Hospitalario Universitario de Infecciones Méditerranée (IHU).

De esta se confirmaron al menos 12 casos cerca del área de Marsella, y se entiende que muchos de esos pacientes fueron hospitalizados con la enfermedad.

Otra de las mutaciones del virus que ha causado una gran ola de contagios a nivel mundial es la variante ómicron conocida oficialmente como B.1.1.529 etiquetada como una “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que apareció en noviembre en varios países del sur de África.

Hasta ahora, ómicron se ha detectado en un puñado de países, incluidos Estados Unidos, Alemania, Francia, India, Perú, México, Argentina, entre otros.

La presencia de nuevas variables, como lo han sido delta y ómicron, complica el panorama epidemiológico, pues algunas de estas cepas conllevan mayor transmisibilidad o pueden generar síntomas más fuertes que eventualmente incrementan el riesgo de hospitalización o muerte de los infectados. Además, en algunas variantes el virus parece adaptarse a las vacunas disponibles.

Mientras que, las variantes alfa, gamma y beta siguen bajo supervisión, pero se están trasmitiendo a niveles mucho más bajos en los Estados Unidos.

También se controla la variante mu que representa menos de 1% de los casos de coronavirus a nivel mundial.

La variante Lambda, detectada por primera vez en diciembre de 2020 en Perú, es considerada por la OMS una variante de interés, no supone un riesgo inminente. Sin embargo, la variante Iota es conocida porque tuvo una rápida expansión en en el área metropolitana de Nueva York.

Se recuerda que la cifra oficial de casos de COVID-19, sin duda subestimada, superó el viernes la barrera de los 300 millones, en momentos en que todos los países luchan contra la propagación de la variante Ómicron e incrementan las campañas de vacunación.

Según cálculo de la AFP con base en balances oficiales, al menos 300.042.439casos de infección han sido diagnosticados desde que la oficina de la OMS en China registró la aparición de la enfermedad a fines de diciembre de 2019.

El mundo, donde los casos se incrementan desde mediados de diciembre, dos semanas después del descubrimiento de la variante Ómicron en Botsuana y en Sudáfrica, vive en la actualidad una cuarta ola con un récord de contaminaciones registradas.

Deja Tu Comentario